miércoles, septiembre 06, 2006

Aficiones

Todos tenemos alguna afición, incluso los que piensan que no la tienen (puede que aún no la hayas descubierto, pero la tienes). Y es algo bueno, positivo y enriquecedor. Una afición te desestresa, te aporta estabilidad y equilibrio. Necesitamos algo que nos desconecte de todo un poco, del estres del trabajo, de la pareja, de los niños, del mundo en general, un tiempo para nosotros mismos. El otro día en una reunión de amigos comentabamos este tema, y surgió un conato de pelea curioso en una de las parejas. Una amiga me decía a media voz que le fastidiaba profundamente (sus palabras fueron otras, pero las considero pelín soeces)que su marido tuviera una de las habitaciones de la casa para sus comics, su ordenador y sus libros, cuando ella podría hacer allí un vestidor estupendo. Lamentablemente para ella, las conversaciones paralelas que había en ese momento se apagaron, y se la oyó perfectamente, incluido su marido que la miraba perplejo.

Ella nunca se había quejado con él de este tema, incluso fue algo que se pactó antes de casarse y que tenían más que hablado. Además tienen 4 habitaciones en la casa, una para ellos, una para el niño, otra para él, y una cuarta habitación completamente vacia. ¿El problema? que ella no tiene ninguna afición, o no la ha descubierto todavía que no es lo mismo, y la molesta que él pase en la habitación un tiempo determinado sin hacerla caso. Nos sentimos todos en general bastante incómodos con la situación.

Yo le respondí lo que pensaba, que no, que no me molestaría en absoluto, por que yo también tengo mis aficiones y me decepcionaría profundamente que mi pareja me "obligara" a renunciar a ellas, por tanto no seré yo quien le obligue a él a renunciar a lo que le gusta. Es bueno tener ese espacio privado, si haces que la otra persona renuncie a ello por tí, tarde o temprano saldrá el tema y te lo echará en cara, será una fuente de discusión y rencor. Da igual si hace footing, parapente, aeromodelismo, o edificaciones con palillos, o te intereas tu también por esa afición, o le permites que siga con ella. Esto es parte del tema del respeto que tocaba ayer de refilón, al menos en mi opinión. No hagas lo que no te gustaría que te hicieran a tí.

6 Comments:

Anonymous Colorín said...

Cierto querida brujita!

A mí me gusta encerar el suelo con aceite de oliva, espero que sepas entenderlo ;-P

Muuuuuuuuchos besitos para ti :)

1:48 p. m.  
Blogger toayita said...

Yo creo que la pareja se enriquece cuando cada uno tiene aficiones no compartidas por el otro, no hace falta hacerlo todo a la par...las personas necesitamos nuestro espacio....nada en exceso es bueno.
Pero esto es una teoria, porque a mi las parejas me duran lo que un caramelo en la puerta de un colegio :P

2:23 p. m.  
Blogger Mons said...

Tienes toda la razon geme preciosa. Te sigo en modo vacaciones, me queda una semanita y esta. jejejej muasssss

2:51 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

mak, todo esto viene por tu nueva aficion a pintar? :P
io

3:22 p. m.  
Blogger Mak said...

Darlingcito, si luego limpias y secas el suelo, ningún problema, te dejo patinar por toda la casa :P Besosssssssssss :)

Posi Toyi tienes toda la razón, hay que dar espacio. No se puede retener a nadie a tú lado, tienen que estar contigo por deseo propio, lo contrario es muuuuy malo. No saben ellos la joya que se pierden, sagitaria mia! :)

Mons, te odio fraternalmente geme! pero todavía me quedan dos semanas de vacaciones y cuando las tengais olividadas llegaré yo y diré: tengoooo vacacionesssssssss :P muasssssssss pa mi L! (buenooo, vaaaaaa, para tí también)

Io, noooooo, casualmente eso ha ocurrido de verdad, y no tiene que ver con mis aficiones. El blog por ejemplo es una de ellas, y C. siempre me anima. Fijate que incluso dice que no están mal mis pinturas! jajajajajajaja :P

4:09 p. m.  
Blogger The Slayer said...

Yo tengo un remedio infalible cuando la gente se queja de lo que ocupan mis comics, mis manuales de juegos diversos, mis juegos diversos (mesa, cartas y roleamiento), mis libros, mis peliculas, mis cds (esto lo que mas ocupa), mis peluches...
Saco la guitarra de la funda y empiezo a tocarla y berrear (que a lo que hago yo no se le puede cantar, que seria una falta de respeto) sigiendola(me). Mano de santo, oye, no se vuelve a oir una queja en meses...

8:40 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home