martes, agosto 08, 2006

Agosto en mi ciudad

Hay ciudades que se llenan aún más de vida en verano, que aumentan su población. Ciudades que son cultural y/o socialmente apetecibles para los turistas nacionales y extranjeros. Ciudades con historia en sus edificios, en sus muros, en cada piedra. Ciudades que nos hablan si sabemos escuchar, que nos cuentan muchas cosas si sabemos observar.

Hay ciudades que se apagan en verano, que la vida huye hacia mejores lugares, más cálidos. Hay ciudades que sólo en agosto asemejan a un pueblo ajado. Lugares que nos cuentan poco, que por mucho que escuchemos sólo oimos los rumores más cercanos. Yo vivo en una ciudad de esas. De las que quedan medio desiertas en esta época del año. De esas ciudades que han cambiado radicalmente su cara, la han lavado, maquillado, y embellecido, pero que no pueden aún así enajenarse de su pasado.

Y siento envidia de lugares llenos de historia, de gente ajena recorriendo sus calles y asombrándose ante su belleza, de esa vida que corre por sus calles, como la sangre por mis arterias. Pero estoy aquí, en una ciudad vacia, y lo único de lo que puedo alegrarme, es que este mes, por fin, encuentro aparcamiento allá donde vaya, triste consuelo, triste ciudad.
Y siento envidia de esas ciudades, de esos pueblos, que en estas fechas celebran sus festividades ajenos a la vida política. Y siento ganas de llorar cuando paso por alguna localidad en fiestas cerca de mi ciudad, y veo colgadas pancartas que invitan a matar...

3 Comments:

Anonymous Binche said...

Mi ciudad ( y la Costa entera) se llena tanto en verano que entran ganas de largarte de aquí. El tráfico es realmente insoportable, tardas de media 3 ó 4 veces más en llegar a cualquier sitio y desde luego olvídate de aparcar: es imposible. Las autovías son unas auténticas vías crucis a pleno sol.
Los supermercados y los chiringuitos suben el precio de todo aprovechándose del turista y del pobre autóctono que no se ha ido.

Y no me puedo quejar mucho, porque el 90% de la Costa vive del Turismo. ;)

Pero evidentemente no padecemos a esas alimañas que predican con el terror.

Muchos besos, guapa!

12:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Llevo todo el año viniendo en un autobus semi vacio a trabajar, y ahora, que ponen 3 por línea, vengo como en un camion de cerdos...
eso si, sitio para aparcar lo que quieras :P
io

ah, y te he hecho un mierdipost para que no te quejes :P y era eso o hablar de la nueva ley de la propiedad intelectual :P

12:50 p. m.  
Blogger Mak said...

Binchita, creo que preferiría ver un montón de gente por todas partes, a ver la mierda de pancartas que colocan estos malnacidos que sólo saben de egoismo, maldad e indecencia moral. De respeto, y de derechos humanos saben lo justo, lo justo para la ley del embudo, para que se les aplique a ellos cuando los cogen, pero ellos no lo piensan antes de matar... besos Binchita! :)

Io eso te pasa por vivir en el mismísimo centro :P

4:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home