martes, marzo 20, 2007

ropa vieja

Desde esta ventana observo casas viejas y ajadas, maquilladas con pintura tan fea como su estructura. La capa gris cemento contrasta con el bermellón en un sin sentido de distribución del color. Unas ventanas nuevas, otras antiguas, balcones que miran desafiantes, otros que fueron cerrados hace ya tiempo. Algunos tenderetes de ropajes muy usados me vigilan mientras tecleo. Llueve y hace frio, agudizada la sensación por el viento. Esas ropas demudadas por los mil lavados que ya han soportado ondean al viento cual bandera, y se van ensuciando y llenando del agua que cae furiosa del cielo. Ha vuelto el invierno gris para envolvernos con su color triste, apresarnos y dejarnos como la colada, sucios y maltrechos.

5 Comments:

Anonymous io said...

yo estoy encantada de la vida :)

(ya sabes el refrán, nunca llueve a gusto de todos :P)

11:39 a. m.  
Anonymous Sosi said...

Uhmmm nu sé si era mejor no tener ventana! si miras por ella y te pone así, casi mejor mirar la pared con el calendario ;P

Muassssssssssss

12:05 p. m.  
Blogger Mak said...

Endevé como sois! jajajajaja era algo un pelín poético... :P que a mi no me disgusta ná que llueva! :P

12:43 p. m.  
Blogger Isa said...

Pues parece que estés triste...

1:23 p. m.  
Blogger Binche said...

Ommmmmmmmmmm, yo quiero primavera yaaaaaaaaaaaaaaaaaa, ommmmmmmmmmmmm.


Besosssssssss

4:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home