jueves, mayo 17, 2007

Elecciones

Ya se que estamos en plena campaña electoral, que los políticos lo toman como un termómetro de las próximas generales, pero me sigo preguntando ¿porqué aceptamos que nos mientan descaradamente? Sabemos de sobra, nos lo demuestran día tras día, que les importamos muy poco excepto, claro está, en época electoral. En estas fechas son incluso capaces de hacer el soberano esfuerzo de estrecharte la mano (luego seguro que se la limpian con algún tipo de toallita higiénica), besar a un bebé, y dar una palmadita a un anciano, poniendo una sonrisa más falsa que las del anuncio de profindent. Y mientras todo sigue igual una vez pasada la vorágine electoral, se reparten el pastel, y se dedican a tocarse el higo tres años, y a hacer algo el último por aquello de que los electores tenemos memoria de pez y sólo recordamos el final de la historia. Se dedican a robarnos, recalificarnos terrenos rurales, gastar dinero de fondos reservados, y aprovecharse de su cargo a todos los niveles posibles, mientras nosotros sangramos para mantenerles, viendo esquilmada nuestra nómina mes tras mes.

En el fondo, tendreis que estar de acuerdo conmigo, tenemos lo que nos merecemos, una clase política de mierda.

2 Comments:

Anonymous Pantxu said...

Dice Savater que la clase política es un reflejo fiel de la sociedad, y en cierto sentido, tiene razón. ¿O acaso no cree la gente en las mentiras de unos y otros y hasta discuten por ellas?
Nos dividen porque les sale rentable, parece que les interesa que el pais siga dividido. Los que no hemos conocido la dictadura nos vemos obligados a posicionarnos sobre algo que no hemos visto ni sufrido. Lo digo, porque los dos partidos más importantes de este puto pais siguen viendo el mundo rojo o fascista.
¿Por qué hay que ser o lo uno o lo otro?
¿Por qué no empiezan a colaborar, como en otros paises, para lograr éxitos donde de verdad importa?
Pues, porque tenernos discutiendo por gilipolleces es una forma rápida de entretenernos y evitar que nos quejemos y les exijamos lo que de verdad es importante.

Uff! Paro ya que me enciendo. Pero básicamente estoy de acuerdo contigo, tenemos unos políticos gilipollas, incompetentes y chorizos. Pero mientras la gente les siga la corriente así seguiremos.

Un muxu guapa

11:15 a. m.  
Anonymous io said...

Ese es el tema, la falta de memoria del votante y la facilidad para conformarse con un caramelito...

12:20 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home