miércoles, marzo 22, 2006

Perlas de café

Durante el reinado de Luis XIV, en la embajada turca de París el café era uno de los elementos más apreciados. Sirvientes vestidos con los más historiados trajes orientales servían café a los invitados haciendo de cada taza un pequeño ritual. El moca era escogido previamente y, una vez preparado, se escanciaba desde un recipiente de oro y plata a las minúsculas tazas de porcelana fina dispuestas sobre servilletas de seda bordadas y orladas en oro puro. Toda una demostración de poder y ostentación.

1 Comments:

Blogger Mara Jade said...

Me encantan estas historias sobre el café... con lo que me gussssssssssta!

4:42 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home