viernes, diciembre 01, 2006

Comedores de Palomitas

Antonio Banderas ha rodado otra película como director, esta vez en su territorio patrio, Málaga. Es nuestro actor más internacional, y tal vez por aquello de llevar colgada del brazo a Barbie Melanie, reconozco que muchas veces no lo relaciono con el cine español. Pero ha hecho unas declaraciones que me han molestado, y de pronto me ha vuelto a la memoria que ha salido de los brazos de Almodovar antes de cruzar el charco y "amorrarse" en lo de Melanie. Y a Almodovar no lo soporto, como ya he dicho un ciento de veces, me da grimita tan sólo oir su voz.

Antonio Banderas: "No quiero arrancar ni una sóla lágrima, ni he hecho esta película para unos comedores de palomitas".

He ahí la frase que me ha ofendido. Antonio, si comemos palomitas a lo mejor es para matar el tiempo que dura la peli y estar algo entretenidos. Recuerda que los comedores de palomitas que vamos al cine y vemos tus películas somos los que te damos de comer y te encumbramos a la fama para que puedas vivir a cuerpo de rey en Estados Unidos o en tú Málaga natal. Deberías respetar un poco a los comedores de palomitas, y a los de chuches, y a los que comen ambas cosas.

Además la primera parte de tú frase sobre el lagrimeo me hace pensar que vas a contarnos un dramón sicodélico de los años setenta, es decir más de lo mismo, más cine español totalmente prescindible, más "Cuéntame" en versión cañí, y para eso ya tenemos la serie de la Primera. El siguiente, gracias...

4 Comments:

Blogger Galufante said...

Tal vez se refiera al hecho de que sea tal la concentración que el film requiere del espectador que no pueda ni comer palomitas...

Con todo, no es nada agradable pagar una entrada de cine que no es barata para tener que escuchar a intervalos la mandíbula batiente del vecino de turno...en eso, estoy con Bandarras, a comer palomitas al recreo...

Agur.

12:45 p. m.  
Blogger Mak said...

Pues ya lo siento, pero yo sin palomitas y chuches el cine pierde la mitad de su gracia. Si no queremos oir sonido ambiental a poner un home cinema y santas pascuas.

El cine español raramente requiere mayor esfuerzo que el económico para comprarse la entrada, apartir de ahí puede ser un buen motivo para echarse una siesta del carajo.

10:48 a. m.  
Blogger Galufante said...

Vaya por Dios, o sea que hay que visionar la película con molestas interferencias porque a la señora no le parece gracioso hacerlo sin llevarse unas crujientes y ruidosas palomitas...paténtelo, eso del Home Cinema, igual consigue lo que persigue, quedarse sola en el cine...

Sin duda, las superproducciones americanas y otros bodrios similares requieren un considerable esfuerzo para digerir sus sesudos argumentos...la siesta, como en la cama, en ningún sitio...y además, pagar por echarse la siesta me parece una estupidez...tu misma..

Agur.

2:18 p. m.  
Anonymous Froy said...

Yo oí esas delcaraciones (en Noche H, creo) y es así pero no.

Lo que él quería decir es que no es la típica peli comercial. De hecho, creo que añadió que "es la antítesis del Zorro" o algo por el estilo.

Tal y como tu lo has puesto parece un insulto hacia los aficionados al cine comercial, pero en el contexto en que lo dijo, no era así...

O por lo menos, eso entendí yo.

3:33 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home