lunes, diciembre 17, 2007

Comenzando un nuevo año

antes de Nochevieja.


Ayer decidí varias cosas, entre ellas que estoy divina de la muerte, mejor que nunca, y que voy subiendo enteros con los años, como el champagne y el vino de reserva, porque yo lo valgo, ea. He decidido que para atraer la buena suerte y cambiar el cabroncete año 2007 por un chachi 2008 tengo que ser positiva y atraer yo a los hados con ese magnetismo que tiene la gente que piensa siempre en rosa. 


No soy constante en el deporte, puede que no sea la más culta ni la más lita, no tendré un cuerpo 10, ni seré la más alta y estilizada, pero estoy aprendiendo a quererme y cada día un poquito más. Si yo no me quiero ¿quién me va a querer?  Pero que guapa y maja (y no hablo de inteligente porque me salgo) soy, leche!

5 Comments:

Anonymous io said...

Yo soy de las que piensa que la suerte siempre esta de su lado, y no sé si será la actitud o que, pero... juer, me siento afortunada siempre!

Tus propositos son geniales, y eres estupenda! ni lo dudes!

muas, bonita

10:40 p. m.  
Anonymous Colorín said...

Ya es hora que aprendas a hacer eso.

10:02 a. m.  
Blogger Binche said...

Biennnnnnnnnnnnnnn!! :)))

12:09 p. m.  
Blogger Isa said...

Me alegro mucho de este cambio de actitud frente a la vida. Ole tus ovarios!

Siento no haber podido pasar antes, así que más vale tarde que nunca: Feliz cumpleaños!

9:55 p. m.  
Anonymous Sosi said...

Buena decisión! lo bueno atrae a lo bueno ;) eaaaaa (sevillanos dixit) a quererte como te queremos el resto!

10:32 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home