lunes, septiembre 25, 2006

Turismo por Salamanca

Me he pasado el fin de semana en una ciudad Patrimonio de la Humanidad, Salamanca, y recorriendo un poco su provincia. Además de quedarme pasmada con su arquitectura, y de sorprenderme como una niña pequeña con la iluminación nocturna, he probado algunos platos que todavía estoy saboreando. Cenar en un restaurante de rancio abolengo la ternera morucha típica de la tierra, tomarse un Tiriñuelo para acompañar, y para hacer la digestión un paseo por la Plaza Mayor contemplado su manificencia, es una actividad que recomiendo. Vagar entre sus calles llenas de historia y ver los edificios iluminados con mimo es una experiencia que hay que repetir varias veces en la vida, tantas como se pueda. Los claustros de la Clerecia y la Universidad Pontificia vistos de noche son impresionantes.

Si vais a Béjar, id al restaurante del Hotel Colón, el jamón excelente, cortado a mano delante de los ojos golosos de los comensales. La carta está plagada de guiños culinarios al Norte, pero nos decantamos por un soberbio solomillo al brandy con foie, insuperable. Sólo recordar que no me trajeron el desayuno a la cama, aunque me regalaron unos pendientes y una pulsera típicos de Salamanca con el Botón Charro, gracias guapo!!! :)


PD: lo mejor, por supuesto, la compañía, ya lo sabe él :)

10 Comments:

Anonymous Sosi said...

Uhmmm La Plaza Mayor justo ahi hay un "hotelito" que está muy bien ;)))

Anotamos en la lista Charrolandia como lugar que no hay que perderse de visitar :))

5:12 p. m.  
Blogger Mak said...

Sip Sosalita, no te lo puedes perder, te encantará :))

5:54 p. m.  
Anonymous Binche said...

Salamanca es preciosa, yo quiero volver y disfrutarlo más aún.

Pero Pillina, di que lo mejor de Charrolanda es la compañía, jijiji! Ejem, no te hicieron el desayuno en la cama???!! :ppp

Besos infernales! *********

6:41 p. m.  
Anonymous Colorín said...

Gracias? Ná, las tuyas ;-P Me alegro que te gustase todo... :)

Docenas de besos...

7:37 p. m.  
Blogger Mak said...

no has visto la postdata :) besosssss y más besos!

7:44 p. m.  
Blogger Amayya said...

Aissssss qué envidia me das!! Fui a Salamanca hace muchos años, cuando estaba en segundo de BUP. Un profesor al que recuerdo con una sonrisa nos llevó a unos cuantos a recorrer "rutas literarias" y nos lo pasamos genial. Además, me enrollé con un gallego que estaba buenísimo jajajaja. El único borrón del fin de semana fue que a una amiga le robaron la cazadora en un garito... No podía ser todo perfecto!!!

Petons!

9:06 p. m.  
Blogger Mons said...

Qué botito es el amorrr ainsss ;-pp Salamanca es preciosa, y más con la compañía perfecta. Besos geme bonita.

8:31 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

y en salamanca además hay unos bares estupendos, pero claro, vosotros teniais la noche ocupada en otros menesteres :P

Salamanca es preciosa, si :)

muas

io

10:14 a. m.  
Blogger Mak said...

Amayya, Salamanca es preciosa de día y de noche, si :) mira que ir a Salamanca y enrollarte con un galleguillo en lugar de un charrito! jajajajajaja tú te irás a Galicia y te liaras con uno de Salamanca :P

jejejejeje Geme, clarooo, el estado ideal del ser humano es el enamoramiento, nu?? ;)

Io no te voy a decir como ocupamos la noche que eres menor :P

muasss para todas! :)

11:44 a. m.  
Blogger Bosco said...

Lo mejor, la ruta nocturna en Salamanca. Empezando en la Chupitería y sin dejar de vistar el morgana o el Camelot, grandes clásicos de universidad.

3:58 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home