jueves, abril 06, 2006

Lipstick

o la maldición del pintamorros asesino. La boca es una zona erótica por excelencia, que ve aumentado su encanto con un toque de carmín. Así que las mujeres nos empeñamos en colorearlos como si de un lienzo en blanco y un niño con unas manley se tratase. Para evitar estar retocándose perpetuamente, y para intentar estar siempre perfectas, surgieron hace ya algún tiempo los labiales fijos. Ha pasado una década desde entonces, y creo que siguen siendo igual de malos. Los labiales fijos no consiguen sino resecar, agrietar, y estropear lo que deberían realzar. Al cuarto de hora de aplicarlos nuestra boca adquiere la apariencia de un cuadro craquelado, lleno de grietas y reseco, más que la mojama.

Si nos pasamos al caso contrario, el de hidratar continuamente, nos encontramos con los gloss, con más grasa que las patatas de McDonalds, y que no duran ni cinco minutos en nuestros labios. Las modelos salen divinas con ellos, labios jugosos, brillantes, perfectamente pintados, pero inténtalo tú, a ver que cara se te queda. Parecerás la prima de Travolta con la bolita de espejos de la disco puesta en los morros.

Lo mejor, los labiales de toda la vida, el rouge à lévres de las abuelas, un perfilador del mismo tono, paciencia y eternos retoques a lo largo del día. ¿O acaso os pensais que las actrices se maquillan por la mañana y al salir de noche siguen divinas? No chicas no, un maquillaje no dura en buenas condiciones más de 4 horas, así que conseguir estar decente durante toda la jornada laboral no es moco de pavo, conformaros con eso y no pidais peras al olmo. Pero si veis que a mitad del día vuestra cara comienza a brillar más que la plancha de la hamburguesería de vuestro barrio, poneros un pañuelito de papel, presionad y adios brillos.

Yo aburrida ya, me he pasado al cacao de toda la vida, no me dará color, pero tengo los labios sanos como una manzana golden recien recogida del árbol, ea!

13 Comments:

Anonymous Tabi said...

Perfectamente explicado darlincita :)) Yo cuando quiero llevarlos pintados todo el día me meto en el bolso el kit de la señorita Pepis y de vez en cuando me doy un paseo al baño, que también va bien para estirar las piernas y escaquearse un poco y tal ;))

12:12 p. m.  
Blogger iodena said...

Yo estoy en el mismo punto que tú, el cacao, eso si, me estoy volviendo un poco adicta.
Además, me pasa algo muy curioso, si veo a alguien darse cacao, me tengo que dar yo!!! y me pasa lo mismo con la crema de manos!!
besos

12:19 p. m.  
Blogger Mons said...

Yo llevo siempre vaselina de esa en botecito rosa. Va genial y te da mucho brillo, asi ni resecos ni na de na.
Qué bien te has explicao leshes! jajajajajjaa y además da igual el color que sea, al final todos los pintalabios permanentes tienen el mismo color a la hora de llevarlos puestos, un rojo /granate feo feo feo. Muassssssssss geme bonita

12:37 p. m.  
Blogger Mak said...

Tabi, es que para ir bien maquillada todo el día, hay que llevar un maletín con las pinturas de guerra, y un bolso aparte con el resto de cosas de mujeres y tal ;-P

Io te está pasando como cuando alguien bosteza, que es de lo más contagioso que he visto. Yo también soy adicta a la crema de manos y ciertamente cuando ves a alguien darse te dan ganas de hacer tú lo mismo ;-)

Monsita guapa, con un pintalabios fijo sólo consigues estropear los labios, ni estar guapa, ni nada. Hay cacao con un poquito de color, quedan bien y no agobian nada, además protegen e hidratan ;)

Besos niñas ;-))

1:16 p. m.  
Anonymous meloco said...

Pues a mi hay un "lipglosss" de clinique que me va de miedo jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Nada, lo que dices, el "permanente" reseca y el "gloss" patina

3:27 p. m.  
Blogger Mak said...

Ya está la pija... jajajajajajajaja el gloss de Clinique, tú estás abonada a Clinique?? te pagan comisión?? uhmmmm confiesa ;-P

5:12 p. m.  
Anonymous meloco said...

Digamos que lo saco a mitad de precio....vamos a dejarlo ahí

6:23 p. m.  
Blogger Isa said...

Aún recuerdo uno fucsia de mis tiempos mozos... al rato parecía que te habías comido no sé qué y te arrepentías de la osadía.
Ya no uso pintalabios, como mucho vaselina de coco para que no se corten o para hidratarlos, resulta que el cacao me "pega" los herpes, no sé cómo, pero siempre que me lo doy me lo pega, aunque sea nuevo :S

9:28 p. m.  
Blogger Mak said...

Meloco, cualquier día te hago una visita, o mejor te mando una lista de la compra cosmética ;-P

Isa tú de fucsia?? no era lila?? tas segura que no??? ;-P yo utilizo una marca buenísima de bálsamo labial: letibalm. Es una pasada. También dicen que es bueno el de volumax, pero no lo he probado, me parece demasiado caro para lo que es.

;-)

11:30 a. m.  
Blogger Isa said...

Era antes de ser fan incondicional del lila :D
Me suena eso de letibalm, a ver si va a ser lo mismo... es que hace siglos que le quité la etiqueta y sólo me queda el potecito pseudoblanco, rallado y echo polvo del tiempo que tiene.

12:00 p. m.  
Blogger Isa said...

San Google dice que sí, que el letibalm es lo que to uso ;)

12:02 p. m.  
Blogger Mak said...

Pues dile a San google que hay letibalm además de en cajita en tubito, mucho más fácil de aplicar por que así no te pringarás los dedillos ;-P

12:09 p. m.  
Blogger Mara Jade said...

El cacaco labial, ese gran invento!! Yo tb he acabado recurriendo a él para el día a día.

Ole la Brujix y sus consejillos!!

12:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home