lunes, mayo 08, 2006

Aniversario

Tal día como hoy, hace unos cuantos años (dato irrelevante), hice mi Primera Comunión. Ya sé que actualmente no está de moda el tema del cristianismo pero para mi fue un día muy especial. No era muy consciente del tema religioso, pero llevaba un vestido precioso, y me hicieron un montón de regalos. Comimos divinamente en un resturante en la ladera de una montaña, y yo partí la tarta adornada en el último piso con una muñequita vestida como yo. Todavía en algún rincón de casa está guardado el libro forrado de nacar que llevábamos en una mano, en la otra el rosario. ¿Recordais el día de vuestra Primera Comunión?

20 Comments:

Anonymous ShAkEr said...

Yo si que me acuerdo, porque entre que me pusieron unos pantalones cortos azul marino y una camisa blanca, mientras todos los demás pijos de mi colegio pijo iban disfrazados de almirante y luego mucha gente me regaló dinero que recaudaron mis padres y del cual nunca más se supo iba de una mala hostia (muy adecuado para una comunión) que no veas.

5:01 p. m.  
Blogger Mak said...

jajajajaja pero hombre el concepto era tomar la ostia sagrada, no estar de mala hostia! Ahora que lo dices... yo tampoco recuerdo que pasó con el dinero... tomaré nota y se lo recordaré a mis padres ;-P

5:36 p. m.  
Anonymous io said...

No iba a comentar pero despues de ver el comentario de shak no lo puedo remediar. Yo iba de corto y crema mientras que TODAS las demas niñas iban de blanco y largo, no tuve banquete ni merienda ni leches, y tampoco tuve recordatorios (todas las demas se los intercambiaban mientras yo sonreia...) yo creo que no hubo ni dinero... desventajas de ser familia numerosa?

6:45 p. m.  
Blogger Isa said...

Algo... lo que más recuerdo es lo injusta de la diferencia respecto a la comnunión de mi hermana, tres años después. En mi comunión un vestido sencillo que usé varias veces después, ni convite ni fotos ni nada, todo lo contrario que mi hermana. Me daba una rabia... Si hasta le hicieron reportaje como en la boda!

11:45 p. m.  
Anonymous Norma said...

Yo llevaba un vestido muy bonito, blanco (evidente)con adornos rosas y de manga corta e iba yo la mar de feliz pq me creía una "princesa". De lo q más me acuerdo es de una vecina, una señora muy mayor, q me regaló un bote de color marrón oscuro lleno de caramelos buenísimos y algo de dinero dentro, me hizo mucha ilusión pq era una abuelita entrañable.
Yo el año q viene tengo la comunión de mi sobrino...ya es raro, como dices hoy en día están pasadas de moda. En mi colegio de monjas más no valía hacerla pq cada equis tiempo la madre superiora pasaba por las clases a interrogarnos y quien no había hecho aún la comunión recibía bronca, q fuerte!jajajaja

10:12 a. m.  
Anonymous meloco said...

Pues francamente, no recuerdo el día en si. Lo que recuerdo amargamente es el día que me hicieron las horrendas fotografías, con el pelo recogido con unas indescriptibles horquillas, dejando al descubierto mis enormes orejas....y no dejándome sonreir el fotógrafo porque, suerte la mía, se me había caído mi primer diente, jajaja con 9 años jajajaja
Horrible.

1:16 p. m.  
Blogger toayita said...

Yo lo recuerdo perfectamente, era un 25 de Mayo...la hicimos juntas mi hermana y yo, las dos con un vestido blanco y largo (exactamente iguales)...vestido que yo tardé cero coma en quitarme una vez llegamos al campo de mi tio, que fue donde celebramos el convite, porque no podía montar en bicilceta con el dichoso can-can....a mi hermana casi tuvieron que quitárselo a la fuerza al llegar a casa.
Lo recuerdo como un dia muy divertido y no era fácil teniendo en cuenta que sólo hacía 20 días que había muerto mi padre...yo entonces era pequeña y vivía en la inopia, el mérito fue de mi madre y mis tios.

2:42 p. m.  
Blogger toayita said...

Como nota curiosa añado que yo estaba completamente mellada y no me dejaban sonreir en las fotos....mientras mi hermana, un año mayor, lucía esplendorosa su sonrisa profiden con todos y cada uno de sus minúsculos dientecitos.
Ah, y la hice con el pelo liso, of course, porque todos sabemos que los pelos rizados son demoniacos :P

2:44 p. m.  
Anonymous io said...

toya, te propongo que nos pasemos fotos de la comunion, teniamos que estar las dos para vernos :P

2:59 p. m.  
Blogger toayita said...

io, tendría que escanearlas, cosa chunga sin tener escaner.....así que vente pa rodetelandia y te las enseño :P

3:03 p. m.  
Anonymous io said...

mandamelas por correo y te las escaneo :)

3:04 p. m.  
Blogger toayita said...

casi cuela :P

3:06 p. m.  
Blogger toayita said...

era más larga la palabra de verificación que el comentario :P

3:06 p. m.  
Anonymous io said...

Estimada bruja del norte,
Toya y yo te pedimos disculpas por haber okupado tus comments de mala manera y hemos llegado al acuerdo de dejar pendiente el tema de nuestras fotos de comunion para una conversacion privada.
Reciba un cordial saludo,

3:09 p. m.  
Anonymous Binche said...

En el post falta evidentemente una foto tuya de comunión. ;)

Yo no hice la comunión (no estoy bautizada), pero mis dos hijos mayores han tenido una comunión normalita, vestidos de marineritos (no de almirantes) y luego el convite en casa con la familia más íntima. Y se lo han pasado pipa, lo recordamos todos con mucho cariño.

Besosss

P.D: el pasado sábado por la tarde en el Leroy Merlin vimos a un montón de gente que venían todo emperifollados de una comunión, niña con vestido incluido!!! :o

3:28 p. m.  
Blogger flis said...

Yo la hice de blanco, si. Pero con el vestido corto por que era demasiado alta para uno largo hasta los pieces y con zapatos de charol negros pq de mi número, blancos, sólo habían de novia... y eran con tacón!
Un fuuuuustreeee... yo no quería hacerla, pero mi mare se empeñó.
Además, tenía tantas ganas de ir a correr que me hice fotos con todo kiski menos con mis padres... cosa imperdonable que me atormentó (mi madre no cesaba de repetírmelo) durante meses.

Un rollo!
Eso si, me regalaron un reló la mar de chulo, un libro con firmas, caramelos para repartir en clase y mi pastel. Y cantidades ingentes de calamares a la romana, que por aquella época, me pirraban más que el jamón de güijuelo.
Sencilla era yo, coño.

Besicos!

6:35 p. m.  
Anonymous meloco said...

Toayita, he leido tus 100 toayadas, jajajaja y tengo muuuuchas cosas en común jajajaj
yo también descubrí que tenía el pelo rizado al mismo tiempo que tu jajajaja

6:59 p. m.  
Blogger Big said...

Yo me acuerdo que comimos jelly and ice cream y que había dos niñas españolas que iban cargadas de regalos y tarjetitas y una exageración de cosas ... Bastante diferente forma de vivirlo que la mía, por cierto ;) xxxxxxxxxxx

9:23 p. m.  
Blogger Mara Jade said...

Fue horrible. Creo que es algo que SÍ le deseo a mis peores enemig@s. Sí, definitivamente les deseo la comunión.

Después de estar 7 años interna en un colegi de monjas a mi madre le quedó la ilusión de ver a su hija comulgando.

Yo tenía 11 años.

Probarme todos esos vestidos horripilantes me ponía a carne de gallina. A mi madre se le saltaban las lágrimas.

Cuando mi madre encontró que el vestido 327 era el ideal le dije: "mamá, disfruta ahora, será la única vez que me veas de blanco dentro de una iglesia".

A la dependienta se le cayeron los alfileres y mi madre se le cortó el llanto de la emoción.

Años después volvió a flipar cuando por activa, por pasiva, en chino y suajili le dije que me apetecía tanto hacer la confirmación como arrancarme un ojo con un tenedor.

Y es que desde pequeña yo siempre he sido un poco satánica.

10:47 a. m.  
Blogger Mak said...

jajajajajajajaja, yo estaba muy feliz el día de mi comunión, pero lo de confirmarme ahí ya si que había crecido y cambiado mi perspectiva sobre las religiones... todas!

4:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home