lunes, diciembre 11, 2006

Otro lunes más...

Es lunes, pero me he levantado con una sonrisa en la cara, la ducha a primera hora y el ritual de cremas y peinado me ponen de buen humor. La cosa comienza a torcerse cuando abro el armario y como cada día no se que ponerme. Me gustaría trabajar de uniforme, sin tener que pensar en la ropa del día siguiente. Llego con mi cara de feliz habitante del planeta tierra a la oficina. Soy de las primeras en llegar, así que tengo que saludar pocas veces y puedo concentrarme en mirar los emails. Primer golpe en la frente, copia de seguridad. Vale, pues la hacemos, que si luego pasa algo no quiero ponerme a llorar... Diez minutos perdidos que aprovecho para mirar el Que. Ya se que es un panfleto, pero a caballo regalado no le mires el diente. Por fin termina la copia de seguridad y abro el email. Comienzan a llegar los emails, cientos de emails. ¿yo tengo tantos emails?? ays que dolor.

Me voy a poner un café, que el día parece que se presenta duro. Media hora después mi humor ha tornado a nuboso con claros intermitentes. Todos los clientes llaman a la vez, no me puedo concentrar en nada. ¿Para que puñetas tengo un becario? Si ni siquiera me trae el café! Cojo la mitad de lo que tengo en la mesa y se lo paso, sin contemplaciones, en plan mala persona. Me siento mejor. Busco y busco, pero no encuentro el espíritu navideño, se ha esfumado con la decimonovena llamada en menos de una hora. Me voy a por otro café, odio os lunes, se que lo había dicho ya, pero me sienta bien decirlo, que carajo!

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

para mí lo peor son los martes... nunca llueve a gusto de todos ;)

Por cierto, las uñas en color chocolate me quedarían como el culo con el uniforme, que lo sepas :P :P :P
io

11:42 a. m.  
Blogger Mak said...

a vé alma de cántaro... de que color es tú uniforme, ein?? ein? ein? que te voy a arrear! .P

11:53 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

amarillo!!! tu me dirás, como no me las ponga azules y parezca la bandera de suecia... :P

12:00 p. m.  
Blogger Mak said...

que nooo te pega??? endevé que torpeda, el chocolate te va perfectamente con uniforme amarillo!!!! si es que... si es que... tengo tanto que enseñarte! :P

12:07 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

creo que ya lo conté, pero tenemos una chica que va al trabajo maquillada como una puerta (antes curraba en el corte ingles) y anda que no nos metimos con ella, ahora viene con la cara lavada, pero nos mira con mucho rencor :P
asi que imagina si aparezco con las uñas pintadas :P
me echan!!! :P

Firmado: la que tiene tanto que aprender :P

12:12 p. m.  
Blogger Mara Jade said...

Uniforme? NI PUESTA DE CRACK!!

Sólo he tenido un trabajo donde tuviera que llevar uniforme. No, gracias. Esto de ir igual que los demás lo llevo muy malamente.

Y me da igual el ritual de peluquerío, cremerío, ducherío y roperío, odio los lunes y nada lo podrá cambiar.

Espíritu navideño? Ezo qué eh lo que eh?

10:01 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home